Llegó la hora de llevar al mundo calidad y sustentabilidad, made in Argentina.

Llegó la hora de llevar al mundo calidad y sustentabilidad, made in Argentina.

En su paso por el 30º Congreso de Aapresid, el especialista Gustavo Idigoras habló sobre las oportunidades y desafíos para posicionar al Agro argentino en el podio internacional, con la sustentabilidad como bandera.

En el marco del Congreso, Gustavo Idigoras, actual Presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la Argentina y del Centro de exportadores de cereales, y ex agregado agrícola de Argentina ante la UE, dialogó con Aapresid sobre las oportunidades y desafíos para posicionar al Agro argentino en el mundo actual. Innovación y alianzas para la producción agropecuaria sustentable, protagonistas del Agro que se viene. 

¿Cuáles son las oportunidades del sector agroindustrial argentino para posicionarse ante el contexto global actual, marcado por la guerra en Europa?

 

El contexto internacional es muy propicio para la Argentina ya que, lamentablemente, el conflicto bélico ha sacado de circulación y competencia a dos grandes potencias agrícolas: Ucrania y Rusia. Países que juntos representan el 80% del comercio de aceite de girasol, 20% de maíz y más del 38% del trigo. 

¿Qué medidas y estrategias debemos adoptar en el corto plazo para poder capturar estas oportunidades? 

Este contexto genera muchas oportunidades para la comercialización de los productos antes mencionados. Para eso, Argentina debería adoptar una estrategia agresiva de exportaciones. Brasil es un claro ejemplo de este tipo de tácticas, donde el gobierno ha fomentado viajes de los exportadores del agro a regiones como el norte de África y Medio Oriente para buscar fuentes de nuevos mercados y desarrollo de inversiones. Ese es un camino que Argentina nunca ha desarrollado aún.

Ante este contexto global: ¿cómo crees que van a evolucionar los requerimientos en cuanto a sustentabilidad y trazabilidad de las materias primas de parte de los países compradores?

Hay que cambiar la visión sobre el paradigma productivo. Hoy en día, al paradigma de mayor rendimiento y tecnología se le suma una nueva variable: la sustentabilidad. Así, la rentabilidad debe ser medida no solamente por la capacidad de producir y comercializar alimentos de calidad y a buen precio, sino de brindar garantías de sustentabilidad. Si esas garantías no se disponen, el producto difícilmente será aceptado en los mercados.

A nivel de la producción primaria: ¿cuáles son las principales limitantes para incorporarse a iniciativas que garanticen trazabilidad y producción sustentable?

Al tratarse de commodities, que representan aproximadamente 120/130 millones de tn por año entre maíz, (50), soja (44), y trigo (20), el inconveniente está en la dificultad de segregar e identificar esta producción y brindar una calidad diferenciada. Entonces, la clave reside en trabajar en sistemas colectivos que brinden sustentabilidad de origen. 

Por eso, por ejemplo para el caso particular de los exportadores de soja y de sus productos derivados estamos promoviendo una iniciativa llamada Grupo Sectorial Visión Gran Chaco (ViSec). Se trata de una plataforma nacional de toda la cadena de valor, incluyendo productores, traders y certificadoras, para adaptarse a las demandas globales de los sistemas de producción agropecuaria y certificar a la soja argentina libre de deforestación. 

A nivel de las cadenas de valor, como en el caso de la aceitera que tiene tanta inserción internacional, ¿cómo se puede  traccionar esta incorporación? 

En cuanto a cadenas de valor, nuestro país -primer exportador mundial de harina y aceite de soja y segundo de biodiesel, llegando a más de 100 mercados-, debe integrar a los productores para llegar al mundo con un producto libre de deforestación y que sea Carbono neutro. La base de sustentación son las buenas prácticas agrícolas, certificadas por instituciones como Aapresid. Esa es una condición sine qua non para llegar al máximo nivel de sustentabilidad.

Entrada 2

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et Read more

Entrada 7

"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Read more

test tst test test

fdfdfdfdfddffdfdfdfddfdfdf tfhfemenhnrymdngdgd sdbdbdb dt d td bt

1° Jornada Técnica entre el INTA y Fearca

, dots: true, dotsSpeed: 1200, rtl: false, }); });
La ganadería no es “el cuco”

La ganadería no es “el cuco”

Adrian Bifaretti (IPCVA): “la ganadería es parte de la solución y no del problema, como muchos quieren hacer creer. Las RRSS amplifican procesos de desinformación. El desafío está en empatizar en esas plataformas con un mensaje atractivo y entendible”.

 

En el marco del 30° Congreso Aapresid, el jefe del Departamento de promoción interna del IPCVA, Adrian Bifaretti, lideró un panel sobre “Retos del marketing de carnes en un mundo que se veganiza al ritmo de algoritmos” y moderó el panel de Diana Rogers sobre “Mitos y verdades sobre carne bovina, cambio climático y nutrición”.

Aprovechamos su participación en el evento para entrevistarnos con Adrian y debatir sobre los desafíos que enfrenta el sector en este contexto.

Entre muchos consumidores, la ganadería suele señalarse como una gran emisora de gases e ineficiente desde lo energético ¿Es cierto que seríamos más sustentables si reemplazaramos la proteína animal por vegetal en nuestras dietas?¿Qué implicaciones tendría esto desde lo nutricional, lo social y cultural?

Cuando nos encontramos con este tipo de inquietudes tenemos que tener en cuenta tres aspectos.

Primero, la ganadería es una actividad productiva que permite transformar los pastos que no son digeribles o consumibles por el humano en alimentos de alta calidad biológica. Debemos imaginar a la ganadería como una maquinaria que ayuda  a lograr esos alimentos de alta calidad.

En segundo lugar, la mayor parte del alimento que consume el ganado, un 86% para ser precisos, no compite por superficie con el alimento que el humano puede comer. Esto hay que resaltarlo, porque a veces se plantea esa falsa competencia de la alimentación de los animales y de la gente.

La otra cuestión tiene que ver con la cultura alimentaria. Muchos nutricionistas dicen que no hay que irse a un extremo, sino un equilibrio en donde haya tanto productos de origen  animal como vegetal. Eso es lo que estamos haciendo desde el IPCVA, tratar de promocionar la carne en el marco de una dieta equilibrada y balanceadas, en sus justas porciones, y contamos con el aval de profesionales médicos reconocidos a nivel país.

¿Qué estrategias deberíamos implementar para posicionar a la ganadería y la carne en la sustentabilidad de los agroecosistemas y en nuestra cultura alimentaria?

Lo que está haciendo el IPCVA en su comunicación en las redes sociales es mostrar este concepto de alimentación equilibrada, que incluya fuentes vegetales y animales en un mismo plato. El desafío es tratar de transmitir eso a través del contenido audiovisual que difundimos.

En el mismo sentido, la ganadería es parte de la solución y no del problema, como muchos quieren hacer creer. Tenemos que ir por un sistema que reduzca paulatinamente el nivel de emisiones, pero también poner en la ecuación todo lo que la actividad captura.

La ganadería facilita la recirculación del carbono, a través de la fotosíntesis de las plantas.

Además, un sistema ganadero manejado racionalmente, sin sobrepastoreo o excesiva carga, permite mejorar la estructura del suelo. Las rotaciones agrícola-ganaderas permiten mejorar la biodiversidad del suelo y todo lo que tiene que ver con su microbiología, y con esto, mejorar otros parámetros de funcionamiento como la infiltración de agua y evitar procesos de escorrentía. 

Todavía hace falta mucha investigación científica y evidencias, para mostrar esa faceta que hoy no está presentada y traducirla a lenguajes sencillos y claros para que sea fácilmente entendible por las generaciones más jóvenes.

En línea con lo anterior, hoy las RRSS influyen mucho en las conductas alimentarias ¿cómo podemos accionar desde ahí?

Las redes sociales amplifican muchos procesos de desinformación o información sesgada. La actividad que lleva adelante el IPCVA, es ir difundiendo la información y la autenticidad de la carne vacuna argentina, bajándola a un lenguaje sencillo y adaptable.

Hoy el IPCVA y Carnes Argentinas tienen más de 174.000 seguidores en todo el ecosistema digital. El desafío está en empatizar en esas plataformas, sobre todo con las generaciones más jóvenes y llegar con un mensaje atractivo, que le preste atención y entendible.

Para eso el instituto está trabajando con influencers en tres ejes: difundir recetas de todo tipo, con personal de la salud y con contenidos adaptados al tema de sostenibilidad.

También estamos buscándole la vuelta emocional a esto, en mostrar a la gente que el campo tiene un rol muy importante a nivel social. Cuando uno habla de sostenibilidad no debemos olvidar la parte económica y  lo que significa para el país, además de lo social, lo que significa el nivel de arraigo en distintos lugares de argentina, con mucho peso en el interior.

Todas estas cuestiones hay que ir difundiéndolas en las redes y es lo que estamos haciendo desde el IPCVA.

Entrada 3

Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae, eleifend ac, enim. Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra Read more

Entrada 6

"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut Read more

test tst test test

fdfdfdfdfddffdfdfdfddfdfdf tfhfemenhnrymdngdgd sdbdbdb dt d td bt

1° Jornada Técnica entre el INTA y Fearca

, dots: true, dotsSpeed: 1200, rtl: false, }); });
Algo de lo que pasó en los pasillos del 30° Congreso Aapresid

Algo de lo que pasó en los pasillos del 30° Congreso Aapresid

Las plenarias del Congreso son bien conocidas por su contenido de vanguardia. Pero poco se habla del conocimiento y ‘networking’ que circulan en cada pasillo del evento. Aquí una pequeña muestra.

 

En cada una de las 9 salas del último Congreso Aapresid, los asistentes, virtuales o presenciales, pudieron acceder a los últimos conocimientos y tecnologías para el Agro de la mano de los más destacados disertantes. 

Copia de GER02629

 Pero con la presencialidad regresó un espacio único, del que poco se habla: ‘el pasillo’. En este ámbito, cafecito de por medio, se toman decisiones, se cierran negocios, se inician proyectos, se comparan tecnologías, se mide la temperatura de la campaña y, sobre todo, se aprende.

Algunas de las empresas y asistentes que tuvieron la suerte de estar presentes, nos compartieron su experiencia.

LA EXPERIENCIA DE LAS EMPRESAS

Según Hugo Franco (Akron) “el Congreso tiene un público especial: mucho profesional y productor a los que les gusta experimentar, descubrir cosas nuevas e innovar”. Por eso pensamos muy bien lo que vamos a mostrar. 

En esta oportunidad, presentamos un nuevo dron agrícola para fertilizar, pulverizar y sembrar. Se caracteriza por su menor tamaño, eficiencia y precisión, variables muy buscadas por el perfil de productor que viene al Congreso. También es un espacio para escuchar demandas, ideas, cosas a mejorar o incorporar a nuestros equipos. 

Nicolas Pizzichinni (Precision Planting) afirma que, “a diferencia de otros eventos, el congreso Aapresid tiene un perfil de asistente muy técnico. Nos preparamos para eso con todo lo que mostramos en el stand y también en los paneles en los que participamos, que apuntan a que el asistente se lleve algo técnico que mejore su manejo agronómico”.

Destacamos el relacionamiento con empresas para potenciar sinergias. “PP viene del palo de la tecnología y acá nos encontramos con las empresas de productos. El evento nos reúne en el mismo lugar, y eso facilita la generación de líneas de trabajo y la búsqueda de soluciones para los productores. 

20220810_163110

En otra línea, habla de la posibilidad de generar nuevos clientes, en especial del extranjero, como Uruguay y Brasil, donde PP es menos conocida. “Pero también es la  oportunidad para quienes ya son clientes, de descubrir tecnologías que ofrecemos y que no conocían”. 

Según Guadalupe Coverton (Auravant), Auravant aprovecha el evento porque el perfil de asistente coincide con el usuario de la plataforma: “un asesor o productor bien tecnificado y familiarizado con herramientas digitales, de ambientación y agricultura de precisión”. 

“Además es la oportunidad para encontrarnos cara a cara con todo el ecosistema virtual de Auravant. En el caso de otras empresas, la tendencia en los últimos años es a integrar plataformas. El congreso ofrece el espacio para reunirnos y concretar esa integración”.

Por último, nos permite ofrecer soporte al usuario: “PC de por medio, ayudamos al cliente a resolver problemas y dudas sobre la carga y gestión de la plataforma”.

 

Mariano Peppino (Apache) explica que la firma apostó con una máquina con mucha tecnología, que es lo que usualmente viene a buscar el asistente al evento. También es el momento para detectar nuevas demandas: “este año se vio mucha consulta sobre siembra de precisión, en nuestro caso, equipos con corte surco por surco”.

“Cuando circula por el pasillo y al salir de cada conferencia, el asistente toma contacto con las últimas tendencias tecnológicas en genética, insumos, maquinarias, etc. Esas mismas tecnologías son las que viene a buscar luego al stand de cada empresa”, explica Damian Garello (Tanzi). “En nuestro caso, un ejemplo de esto es la creciente demanda de equipos eléctricos”.

LA EXPERIENCIA DE LOS ASISTENTES

Guillermo Rivetti (productor Aapresid), llegó al evento con la expectativa de encontrarse nuevamente con gente que le puede mostrar cosas que salen de lo presentado en cada conferencia. “Me pasó años atrás de reunirme con colegas que me presentaron la oportunidad para invertir en una firma de Agtech que pude concretar gracias al marco que ofrece el pasillo.

Para Guillermo Divito (asesor Aaprseid) “el pasillo es el momento para cerrar proyectos. En nuestro caso reunirnos para definir protocolos de ensayos con empresas y productores que no vemos en otro momento del año”.

Jose Luis Zorzin (asesor Aapresid), agrega que es “El lugar” donde nos reunimos asesores de distintas zonas para discutir problemáticas y compartir experiencias de manejo agronómico. “Esta vuelta pude conocer cómo encaran el manejo de malezas que hace rato complican el sur bonaerense y que están apareciendo en el sur de Córdoba”. 

“En las salas nos capacitamos y en el pasillo magnificamos ese conocimiento y lo ponemos en red. En nuestro caso, escuchamos la presentación del fondo de inversión para startups que lanzó Aapresid y nos pusimos en contacto con los fundadores para que nos presenten el proyecto en la Regional y detectar interesados que quieran invertir”, cierra  Lucas Grajales (Aapresid). 

Entrada 7

"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Read more

test tst test test

fdfdfdfdfddffdfdfdfddfdfdf tfhfemenhnrymdngdgd sdbdbdb dt d td bt

1° Jornada Técnica entre el INTA y Fearca

, dots: true, dotsSpeed: 1200, rtl: false, }); });